Municipio radical sitiado por la basura

Desde hace poco más de una semana, los trabajadores municipales de Berisso se encuentran en retención de tareas. Es que, la comuna que conduce el hombre de la Unión Cívica Radical, Jorge Nedela, no cumplió con el pago de los salarios y las horas extras adeudadas. La medida no alcanza a toda la planta de empleados estatales, sino solamente a quienes cumplen función en el corralón municipal y están a cargo de la recolección de residuos.

Con dicho panorama, las calles del denominado “Kilómetro 0 del peronismo” se transformaron en una escena más que fuerte y para nada higiénica. Bolsas de basura por doquier, botellas, y suciedad, tanto en los barrios berissenses como en la avenida principal.

No es la primera vez que el jefe comunal que fue derrotado por casi 40 puntos en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) afronta un conflicto con la recolección de residuos. Sin embargo, en una situación similar en 2017, el alcalde y sus funcionarios se encargaron de salir a “limpiar” las calles con apenas tres días de reclamos de los trabajadores.

Ahora, Nedela apunta a que en el medio de la crisis financiera que atraviesa el país llegue una ayuda económica del gobierno de Mauricio Macri. Claro, desde la gestión de María Eugenia Vidal se rechazó un salvavidas económico para la comuna que vio engrosada su deuda en los últimos cuatro años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *