Kicillof: «encontramos un sistema de salud devastado»

Luego de la conferencia de prensa del sábado junto al Presidente y al Jefe de Gobierno de la Ciudad, donde se lo vio al Gobernador muy enojado por la herencia recibida en Salud, el meses anteriores Kicillof ya había dado cuenta de la situación, por ese entonces envió a Carlos Bianco a la Bicameral a dar cuentas de lo que se hizo en lo que va de gestión y como es la respuesta ante la pandemia.

Durante los anuncios, tanto Fernández como Kicillof cuestionaron el estado de la salud pública provincial, lo que motivó una respuesta coordinada desde sectores de Juntos por el Cambio. Luego, Kicillof aclaró que repitió lo que ya dijo sobre el sistema de salud: “Traía problemas estructurales pero en los cuatro años anteriores sufrió un deterioro”. Además destacó que presentó un informe a la Legislatura sobre el tema.

por aquel entonces, el jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, encabezó hoy en el Salón Dorado de la Honorable Cámara de Senadores bonaerense el primer encuentro de la Comisión Bicameral de Seguimiento, Fiscalización y Control para la Emergencia, según lo estipulado en la Ley 15.165. Estuvo acompañado por la vicegobernadora, Verónica Magario, y el Presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermín.

Foto de Archivo

En ese encuentro, el jefe de gabinete explicó que “estamos haciendo un diagnóstico absolutamente detallado y exhaustivo”, y agregó: “Presentamos una caracterización de cada uno de los sectores y para cada una de las emergencias, además de lo que hemos hecho en los primeros meses de gobierno y todos los programas y proyectos que tenemos pensado desarrollar en el marco de un plan integral de reconstrucción de la Provincia” .

El informe advierte:

«Las políticas implementadas por la anterior gestión gubernamental produjeron consecuencias sanitarias graves. Las mismas se hacen evidentes en el debilitamiento del sistema de salud de la provincia de Buenos Aires, así como en la situación de salud de los y las bonaerenses.»

Y continua: «el gasto público con finalidad salud, ha sufrido una baja en la participación dentro del presupuesto de la provincia de Buenos Aires, pasando de 6,3% en 2018 a 5,5% en 2019.
Por su parte, el presupuesto 2019 del Ministerio de Salud aumentó 28% respecto a 2018 y se distribuyó de la siguiente manera: 65%, gasto en personal; 11%, bienes de consumo; 10%, servicios no personales; y solo 1%, bienes de uso. El resto, 11%, correspondió a transferencias».

Texto Completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *