CRISTINA terminó su cuarentena y volvió a Olivos para una charla pendiente con el Presidente

Este martes, a las tres de la tarde, Cristina Fernández volvió a Olivos. Desde el 10 de diciembre había adoptado por costumbre visitar al Presidente en la residencia oficial. Algunos sábados desayunaron. También hubo alguna cena entre ambos. Ella discontinuó las visitas a su regreso de La Habana obligada por la cuarentena que todo ciudadano que llega del extranjero debe respetar. De todos modos hablan a diario.

Si bien de la reunión no trascendió nada, hoy por la mañana el presidente al ser consultado dijo que, “Ayer estuve hablando con ella un rato largo, vino a visitarme a Olivos para trabajar sobre algunos temas puntuales. Hablo con ella siempre. Somos amigos, hay que entender también eso, ¿no?¨, respondió esta mañana. Y recordó que es la vicepresidenta, que presidió dos veces el país y que ¨siempre tiene cosas para aportar, ideas para aportar. Reconoció además que ¨a veces estamos de acuerdo, a veces no. Pero yo siempre la escucho con mucha atención, por su experiencia y capacidad, es una mujer de una gran capacidad y de una gran inteligencia«.

Si bien en su cuarentena, Cristina no estuvo inactiva ya que mantuvo extensas charlas con muchos de los intendentes de Buenos Aires, del Conurbano y del interior. Incluso es comunicó con aquellos que hacían un año no hablaba. Ninguno opositor. A cada uno lo sometió a un amplio interrogatorio sobre cantidad de camas, situación sanitaria, cantidad de respiradores, situación económica y en el caso de los municipios donde hay empresas productoras de alimentos requirió saber si estaban trabajando y entregando mercadería. Todos la notaron calma pero preocupada. Agradecieron el gesto. Y le advirtieron la fuerte caída de la recaudación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *