Macri reaviva la tensión con el gobierno nacional, la apuesta a la grieta

Nuevamente, Macri hace política insistiendo y revitalizando la grieta.

 medio de las medidas de urgencia decretadas por los gobiernos del mundo a causa de la pandemia de coronavirus, expresidentes y líderes internacionales volvieron a insistir con la crisis del sistema institucional y el eventual avasallamiento por parte de los ejecutivos.

En una carta abierta firmada por más de 500 personas, entre ellas varios Premios Nobel, se advierte sobre el uso de la emergencia como justificativo para el abuso de poder, tanto por parte de administraciones de carácter autoritarias como democráticas, para arrestar y silenciar opositores e ignorar las leyes. «La democracia se encuentra amenazada», destacan.

La carta, organizada por el Instituto para la Democracia con sede en Estocolmo y publicada hoy, destaca que a raíz de la crisis, tanto los gobiernos autoritarios como los elegidos democráticamente en todo el mundo han utilizado poderes de emergencia para arrestar a los manifestantes y eludir las normas democráticas.

«No es sorprendente que los regímenes autoritarios estén utilizando la crisis para silenciar a los críticos y endurecer su control político. Pero incluso algunos gobiernos elegidos democráticamente están acumulando poderes de emergencia que restringen los derechos humanos y mejoran la vigilancia estatal sin tener en cuenta las restricciones legales o la supervisión parlamentaria», dice uno de los párrafos del texto.

«Los parlamentos están siendo marginados, los periodistas están siendo arrestados y hostigados, y los sectores más vulnerables de la población enfrentan nuevos peligros a medida que los cierres económicos asolan la estructura de las sociedades», agrega la carta, que por la Argentina fue firmada también por la excanciller Susana Malcorra; la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich; la extitular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso; y la ensayista Beatriz Sarlo.

En otro de sus párrafos, el documento asegura: «La represión no ayudará a controlar la pandemia. Muy por el contrario, estos ataques a la libertad, la transparencia y la democracia harán que para las sociedades resulte más difícil responder rápida y eficazmente a la crisis mediante la acción tanto gubernamental como cívica».

Asimismo, los firmantes ponen el foco en China, un país donde -según aseguran- no hay libertad de expresión y destacan: «No es ninguna coincidencia que la actual pandemia haya estallado en un país en donde el libre flujo de información está sofocado y en donde el gobierno castigó a quienes advirtieron del peligro del virus».

El texto fue suscripto por el expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos; su par de Brasil, Fernando Henrique Cardoso; su par de Ecuador, Osvaldo Hurtado; el senador estadounidense Marco Rubio; el premio Nobel Mario Vargas Llosa; y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, indica que «la democracia se encuentra amenazada y quienes se preocupan por ella deben acopiar la voluntad, la disciplina y la solidaridad necesarias para defenderla».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *