Macri la paso mal en Salta

Mauricio Macri, participó en Salta de la misa de la Fiesta del Señor y la Virgen del Milagro junto al arzobispo Mario Antonio Cargnello. Estuvo acompañado por su esposa , Juliana Awada, el gobernador salteño y candidato a vicepresidente por Consenso Federal, Juan Manuel Urtubey.

Sentado en primera fila, Macri tuvo que escuchar las duras palabras que en arzobispo pronuncio, en genérico, pero que con obviedad tenían un destinatario claro, el propio Presidente.

Las palabras del representante de la Iglesia fueron claras, pero sobre todo en el cierre de la celebración, Cargnello expreso sin que le temblara la voz: «Esto que digo vale para todos y para todo lo que se juega en el mundo de la política: Los pobres no son una molestia. Son una oportunidad. Los pobres son maestros que nos enseñan», palabras que seguramente calaron hondo en los oídos de Macri.

Y no quedo ahí, el arzobispo, ante la atenta mirada del primer mandatario, dio la estocada final de sus discurso, en ese sentido, lanzó: «Por eso Mauricio, has hablado de la pobreza. Llévate el rostro de los pobres. Son dignos, ¡son argentinos!», exclamó el prelado, y añadió: «Son respetuosos y merecen que nos pongamos de rodillas delante de ellos. Vale para todos hermanos, nada más».

Desde el oficialismo, culpan del discurso a la bajada de linea e intromisión en la política Argentina del Papa Francisco directamente del Vaticano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *